You and Tea

Por más hermosos que sean, los palacios de cristal nunca dejarán de ser frágiles e invisibles